5 razones por las que la Isla Barú te cautivará

85

Los viajes espontáneos suelen ser excelentes aventuras con momentos inolvidables. Sin embargo, planificar vacaciones o escapadas cortas con una buena anticipación tiene grandes beneficios y en muchas ocasiones, ayudan a disfrutar el viaje con total tranquilidad. Cualquiera sea el caso -un pequeño viaje o unas auténticas vacaciones para la mitad del año- en esta nota tenemos algunos motivos para que consideres a la Isla de Barú como una excelente opción.

  1. Su ubicación
    Existen cientos de islas en el Pacífico o en el Caribe. Incluso en Colombia tenemos múltiples opciones para elegir. Sin embargo, varias de ellas se transforman en territorios difíciles de explorar debido a las latitudes donde están ubicados o a su distancia de la costa continental. Este no es el caso de la Isla Barú, a la que se puede llegar bastante fácil.
    Este bello territorio insular de Cartagena de Indias flota solo a 45 kilómetros de esta ciudad, por lo que su acceso por mar e incluso tierra es bastante simple para propios y foráneos de la zona.
    Las salidas en bote están fijadas todos los días desde las 8: 00 a.m desde la Bahía de Cartagena. El viaje puede tomar poco más de hora y media si se dan unas buenas condiciones de tiempo en la zona.
    Si quieres irte por tierra, puedes tomar el Canal del Dique, una extensión de tierra que extiende desde Pisacaballos, justo en la vía que conduce hasta Mamonal. Las rutas para turistas están perfectamente señalizadas.
  2. La belleza de sus playas
    Quizá sea un poco redundante hablar de las playas de una isla, pero la Isla Barú no escatima en belleza. Sus balnearios agua cristalina, colores azulados y verdosos, además de arenas blancas y un sol súper tropical son otro de los motivos por los que podemos elegir Barú sin temor a equivocarnos. Las opciones son muchas pero si la visita es bastante corta, recuerda que las playas que no puedes dejar de ver son playa Blanca, la llamada Punta Iguana, la playa Cholón, la de Los Muertos, o playa Bobo.
  3. La diversidad de servicios
    Todo turista se preocupa cuando viaja porque la idea no es irnos de viaje para tener preocupaciones. Pues en Isa Barú no te ocurrirá esto si haces la reservación perfecta. Para ello, busca información previa sobre posadas y hoteles que aunque no son muchos, hay variedad de opciones y precios.
    Por ejemplo, el hotel todo incluido Decameron Baru es uno de los más prestigiosos y también de los que mejor servicio ofrecen en la isla. Tienen todo preparado para unas excelentes vacaciones, por lo que no te haría falta buscar nada más fuera de sus instalaciones. Pero para presupuestos más ajustados o viajeros más sencillos, hay gran cantidad de posadas o cabañas que tienen lo indispensable para dormir cómodos, asearse y disfrutar de las bellezas naturales de la isla.
  4. Es todo un paraíso
    Barú se esmera en presentar su mejor cara todos los días. Desde que te levantas puedes observar un sol vibrante, una brisa que te refresca y un mar que se erige orgulloso de estar allí para ser adorado por quienes lo visitan. Los amantes de la naturaleza y de la fotografía son los que más se beneficiarían de Barú porque les aporta ambos aspectos para que puedan tomar excelentes gráficas mientras que disfrutan de ese entorno.
  5. Podrás ver más de lo esperado
    En la Isla Barú también hay otras poblaciones, entre ellas Ana y Arca. Los residentes de estos pequeños pueblos isleños son hospitalarios, bastante alegres y atentos con sus visitantes. Les encanta consentir a los viajeros.
    Pregúntale a alguno sobre las delicias marinas que te ofrece Barú, qué actividades puedes hacer y cómo se pueden mover tú y tu familia por todo el lugar. Hay visitas guiadas por precios bastante módicos.

¿Alguna duda de que Barú es un excelente lugar para disfrutar? ¡A preparar las maletas!