Al finalizar las audiencias ante un Juez de Control de Garantías, donde Wilfram Enrique Quiroz Ruiz, Luis David Quiroz Camero y Luis Eduardo Agresor Torres, fueron cobijados con medida de aseguramiento con detención preventiva en centro carcelario, se conocen más detalles acerca de las labores investigativas desplegadas por funcionarios de la Policía Metropolitana de Cartagena, en conjunto con el Cuerpo Técnico de Investigación – CTI y Fiscalía Cuarta Seccional, para lograr judicialización, ubicación y posterior captura.

Tras el colapso del edificio Portales de Blas de Lezo II, un equipo integrado por miembros de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana de Cartagena, funcionarios del CTI y de la Fiscalía, realizaron cerca de 47 entrevistas necesarios para el esclarecimiento de los hechos, a familiares de las víctimas y a personas lesionadas durante en esta tragedia que causó consternación a nivel nacional e internacional, afectando la vida de 21 personas y lesiones a 22 más.

Cerca de 6 semanas, los investigadores recolectaron todas las evidencias, material probatorio y pruebas técnicas suficientes para obtener las ordenes de capturas, proferidas por el Juzgado Cuarto Penal Municipal por los delitos de urbanización ilegal y uso de documento falso.

Es así como este equipo interinstitucional desplegó labores investigativas para obtener la ubicación de Wilfran Quiroz, propietario del edificio colapsado, quien habría viajado a la ciudad de Bogotá con el fin de obtener una identidad falsa que facilitara su salida del país.

El miércoles 7 de junio, día de su captura, Wilfran Quiroz tomó un vuelo desde Bogotá a Barranquilla, evitando su ingreso a Cartagena, eludiendo los controles de las autoridades policiales quienes seguían su pista.

Al llegar a Barranquilla se desplaza por vía terrestre, abordando un bus intermunicipal hacia Carreto, en el centro del departamento de Bolívar, a una finca de su propiedad, donde pretendía ocultarse para evadir el cerco policial, luego que los medios nacionales y regionales dieran a conocer las órdenes de captura emitidas en su contra por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Para eludir los controles desplegados sobre las vías ubicadas en los departamentos del Atlántico y Bolívar, Wilfram Quiroz empleaba los servicios de mototaxis de la zona, para pasar desapercibido frente a las autoridades que dirigían los operativos de búsqueda.

Al momento de ser requerido por efectivos de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana de Cartagena y funcionarios del Cuerpo de Investigación Criminal CTI, en la vía que comunica a Calamar con Carreto, se identificó con el nombre de David, no contando con la pericia y audacia de los investigadores, quienes ya contaban con su plena identidad.

Wilfran Enrique Quiroz Ruiz — Foto: el Heraldo

De manera simultánea, en Cartagena, en allanamiento desplegado en una vivienda ubicada en el barrio La Consolata, fue capturado Luis Eduardo Agresor Torres, quien era el maestro de la obra colapsada. Mientras que Luis David Quiroz Camero, fue capturado en el barrio Alto Bosque, cuando departía con varios amigos en un establecimiento público.

Es importante destacar la labor conjunta entre la Fiscalía Seccional de Bolívar y la Policía Metropolitana de Cartagena, logrando la judicialización y captura de los presuntos responsables de este hecho, que hoy se encuentran respondiendo ante las autoridades judiciales por la tragedia que enlutó a la ciudad y el país.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente