Una operación contra el tráfico de estupefacientes fue desplegada por miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena, dejando como resultado la captura de cinco personas, la incautación de dos kilos de marihuana y 400 dosis de clorhidrato de cocaína y base de coca, en diferentes puntos de la ciudad, en desarrollo de la Política de Seguridad “Comunidades Seguras y en Paz”.

Un envolvente operativo de registro y allanamiento realizado por miembros de la Unidad Nacional de Intervención Policial y Antiterrorismo – Unipol y Fuerza de Control Urbano y Territorial – Fucot de la Policía Metropolitana de Cartagena, en una vivienda de la Primer Etapa del barrio Los Jardines, permite ubicar y judicializar a dos presuntos responsables del expendio de estupefacientes a jóvenes del sector y barrios aledaños, afectando las condiciones de seguridad y tranquilidad en esta populosa zona del suroccidente de la ciudad.

Los capturados, un peluquero de 31 años y un ama de casa de 41, fueron puestos a disposición de la Fiscalía Seccional, por tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, al ser sorprendidos en poder de 50 dosis de base de coca, listas para ser comercializadas.

En otro punto de la ciudad, mediante controles desplegados sobre la vía que conduce al municipio de Turbaco, en un registro a un bus que cubría la ruta Cartagena – María La Baja, miembros de la Seccional de Tránsito y Transportes de la Policía Metropolitana de Cartagena capturan en flagrancia a una mujer de 33 años, a quien mediante requisa le fueron halladas doscientos gramos de clorhidrato de cocaína, equivalentes a 200 dosis, ocultos en una maleta.

La mujer fue puesta a disposición de la Fiscalía Seccional de Bolívar, por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, al igual que la sustancia incautada.

Continuando con la ofensiva contra el tráfico de estupefacientes, en el barrio Olaya Herrera, sector Las Marmotas, es capturado un joven de 27 años, identificado con el alias de “El Rasta”, en poder de 150 dosis de base de coca, listas para su distribución.

En jurisdicción de Barú, en Playa Blanca, en operativos de seguridad y control, en cercanías a un hostal, miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena capturan a un joven de 23 años, sorprendido en poder de dos kilos de marihuana, listos para ser comercializados.​