Un grueso grupo de conductores de taxis se aprovecharon del fervor de los feligreses que querían llegar hasta Contecar para participar en la misa campal del papa Francisco y adulteraron las tarifas sin escrúpulo alguno.

Cuenta un comunicador que la tarifa hasta su residencia que tiene un costo de $ 14 mil pesos le cobraron $20 pesos y tasaron en $ 8 mil pesos el costo de la tarifa mínima este domingo durante la visita del papa Francisco a Cartagena.

Uber improvisado
Sistema de transporte improvisado por las restricciones del Transito Distrital

Una desprevenida ciudadana que abordo un taxi en los caracoles le cobraron $20 mil pesos por trasladarla a inmediaciones de Contecar, cuando el costo de esa carrera es el mínimo. El grupo de taxistas descarados solo hacían carreras en cercanías de Contecar.

Por su parte los directivos de la concesión vial a través de un comunicado de prensa anunciaron el no cobro del peaje en Ceballos, a pesar de la prohibición de la circulación de los automotores particulares el domingo.

Cuando solo transitaban por el corredor vial los buses de transcribe y los taxis decidieron abrir el bolsillo del diablo y cobrar el peaje a partir de las diez de la mañana.

El papa Francisco en su homilía celebrada en el aereopuerto Olaya Herrera de Medellin, dijo que los corruptos son los del bolsillo del Diablo donde van a parar los dineros de los Colombianos.

Califica la noticia