La Movilizacion, la huelga y los paros civicos

El Artículo 37 de nuestra Carta Política prescribe “toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente.

176

Recientemente una fiscal con jurisdicción en la Seccional Cartagena (Bolívar), de la Fiscalía General de La Nación, imputó cargos a una lideresa social y a un grupo de dirigentes bolivarenses por el siguiente hecho: “La capacidad del imputado de organizar marchas”.

Al buscar en el ordenamiento legal, es decir, el Código Penal Colombiano no encontramos este tipo penal, por ello me asalta la duda sobre la actuación de ésta fiscal, ya que no quiero pensar que de nuevo el país entra en un sendero turbulento de criminalizar la protesta social y ciudadana.

El Artículo 37 de nuestra Carta Política prescribe “toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente, solo la Ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”.

La movilización ciudadana se expresa de diferentes maneras, por ejemplo: Las marchas por las calles con carteles de protesta como vimos en la ciudad de Cartagena, marchar a las madres comunitarias exigiendo al Presidente de la República que cumpla con el fallo de la Corte Constitucional, y la Ley que les garantiza sus prestaciones sociales y el derecho a su pensión. Las tomas de oficinas públicas, las jornadas y paros cívicos y la desobediencia civil.

En el caso de la huelga la cual consiste en que los obreros dejan de trabajar para presionar al patrono a reconocer lo que los trabajadores necesitan, la huelga junto con los paros cívicos se consideran la máxima expresión de los movimientos obreros y sociales en la búsqueda de sus derechos. En el país y en la ciudad se han dado importantes huelgas de trabajadores, muchas veces por la oposición de los patronos aumentar salarios o prestaciones sociales.

El derecho de huelga está garantizado en el Artículo 56 de la Constitución y los paros cívicos han sido jornadas sociales pacíficas que se han generalizado en razón a la mala prestación de los servicios públicos esenciales, como es el caso en toda la región Caribe por la pésima prestación del servicio de energía eléctrica de Electricaribe. Muchos de estos se han dado por la violación de los derechos humanos, por ello se hace necesario generar la solidaridad de toda la comunidad y agruparse en mingas, ollas comunitarias, brigadas cívicas, acciones artísticas y sociales, ya que es la única manera de que la comunidad a través de estas acciones defiendan y exijan lo que le corresponde.

No nos cansaremos de apoyar las reivindicaciones obras cívicas y comunales, ya que el pueblo unido jamás será vencido y la movilización, la huelga y los paros cívicos están garantizados por la Constitución y la Ley como el libre ejercicio social y ciudadano del derecho a la protesta.

Por: Nausicrate Perez Dautt


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente