Tras 22 meses de la caída del monumento de la Virgen del Carmen, en medio de una tormenta eléctrica, fue entregada a la ciudad la escultura restaurada de la “Stella Maris” o “estrella de los mares”, una de las diversas advocaciones de la Virgen María, adoptada por los navegantes y los transportadores colombianos como su patrona, por la protección e intercesión que se le atribuye en situaciones de peligro.

Tras el desplome del monumento, la Armada Nacional dispuso un grupo de buzos para que recuperaran sus piezas del fondo del mar, quienes hallaron tres piezas grandes y varias pequeñas, aproximadamente a 1.7 metros de profundidad.

Con las piezas en tierra firme se contactó al escultor Carlos Rodríguez Arango para que iniciara el proceso de reconstrucción, trabajo que realizó en las instalaciones de la Base Naval ARC “Bolívar”, y en el que fueron utilizadas más de 20 toneladas de mármol blanco, importado de Italia, para que coincidiera con el resto de las piezas.

El costo de la restauración fue asumido por la Arquidiócesis de Cartagena, la Armada Nacional y la Fundación Puerto de Cartagena.

El pasado 1 de abril se inició el montaje de la Virgen en su pedestal ubicado en la Bahía, para lo que se utilizó una grúa de 30 metros de altura, desde donde nuevamente protege a quienes navegan en las aguas de Cartagena, como lo hace desde el año 1983.

Este nuevo monumento de la Virgen del Carmen será bendecido por el papa Francisco en su visita del próximo 10 de septiembre.

La Armada Nacional da la bienvenida de nuevo a nuestra “Stella Maris” a las aguas de la Bahía de Cartagena.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente