‘Manolo’ Duque: “Gobernar es difícil y más si es a Cartagena”

100

Manuel Vicente de Jesús Duque Vásquez, más conocido como ‘Manolo’ Duque, hasta hace un poco más de un año era uno de los hombres más queridos por los cartageneros. Hoy, según el último sondeo realizado por Cartagena cómo vamos lo muestra con un 70% de imagen desfavorable. La razón: ser el alcalde de ‘La Heroica’.

Comunicador social y periodista de la Universidad Externado de Colombia. Trabajó durante más de 25 años en diferentes medios, hasta que a mediados del 2015 le sembraron la idea de la política y en menos de seis meses consiguió lo que pocos: ganarse el corazón de sus ‘paisanos’ y ser elegido alcalde por encima de rivales que tenían, a diferencia de él, una larga experiencia en política.

En diálogo con Kienyke.com, Duque contó varios detalles sobre su primer año de gestión, los retos para el periodo que le resta y las dificultades que ha tenido durante este tiempo al frente de la administración de la capital de Bolívar. “No es fácil. Para mí era muy fácil criticar cuando era periodista, pero ahora me doy cuenta que para todo hay que cumplir una normativa que sí o sí hay que hacerla. Aquí me tocó zafarme de la embestidura que tenía de periodista y trabajar como alcalde. Por eso hoy me critican los que antes eran mis compañeros y mis amigos”.

El primer año fue difícil. Según cuenta, trató de hacer varias cosas que tenía en mente, pero todo estuvo enfocado en los macroproyectos que muchos de sus antecesores esquivaron y nunca presentaron al consejo. Él, en busca de un cambio radical de la ciudad, apostó todo a estos temas y hoy gracias al apoyo del Gobierno Nacional son una realidad.

El primero es el de los drenajes fluviales, porque hoy la ciudad se inunda cada vez que llueve sin importar el estrato o la ubicación. Para este proyecto, que tiene un costo total de 1.5 billones de pesos, la administración de Duque comprometió 300.000 millones de pesos.

Asimismo, la quinta avenida es otra de las ambiciones de Duque, porque “nosotros tenemos las mismas vías de hace 30 años y por eso el compromiso es hacer una estructura vial eficiente. Eso va pegado a una asociación público-privada que pretende construir un túnel de Manga a Bocagrande”.

Entonces, ¿por qué la gente piensa que todo sigue igual en Cartagena?

– A la gente le gusta ver obras, pero en el primer año debimos estructurar todo para, ahora sí, ejecutar. Por esta razón este año será de obras, en el que intentaremos ejecutar la mayor cantidad de proyectos y con esto demostrar, a los que critican, que el trabajo sí se está haciendo, pero que este debe ser organizado y con una planeación correcta.

¿Y el peaje que hay en Manga?

– Se va desmontar. La Contraloría dijo que hay que sacarlo, porque ya cumplió su tiempo y recuperó lo invertido, pero desafortunadamente el consorcio dice que le restan dos años todavía. Estamos en el litigio para ver quién tiene la razón.

¿Qué piensa de los peajes urbanos?

– La capacidad del distrito a veces no da para mantener vías, pero yo no estoy de acuerdo con eso (peajes). Sin embargo, el túnel que se haría de Bocagrande a Manga tendría. De todas maneras, las personas podrían elegir si tomarlo o no, pero habría la opción, lo cual es realmente positivo para todos en la ciudad.

Sobre la percepción de la ciudad, Manolo considera que hay mucho por hacer. Dice que no hay que perder tiempo y se debe trabajar de manera mancomunada con el Gobierno Nacional en la puesta en marcha de nuevos proyectos; como por ejemplo, el nuevo POT (Plan de ordenamiento territorial) que pretende visualizar a Cartagena por los próximos 20 años.

“Los cartageneros debemos creernos el cuento. Criticamos, pero no concretamos. Por eso creo que hay que echar para adelante la ciudad y todos trabajar en busca de tener una nueva ciudad en el futuro, de la cual nos sintamos orgullosos”.

Otro de los temas que se ha criticado en esta administración es la seguridad, sobre la cual el alcalde fue claro al decir que “es más la mala percepción de lo que realmente sucede. Nosotros el año pasado tuvimos los mejores números en los últimos siete años. La ciudad bajó 50 muertos de un año a otro, lo cual es realmente positivo”.

Sin embargo, considera que las redes sociales juegan en su contra, porque “en Cartagena roban un celular y parece que fueran muchos, pero realmente sabemos que el compromiso es ese, de bajar los índices de robos en toda la ciudad”.

El microtráfico de estupefacientes también es un problema, pero sobre el cual están trabajando con cámaras de seguridad que han ubicado estratégicamente en los barrios. En total hay 604 cámaras que permiten a la policía hacer un trabajo eficiente al respecto en un nuevo centro de mando en el que se invirtieron un poco más de 23.000 millones de pesos con la colaboración del Gobierno Nacional.

“Cartagena debería tener dos alcaldes: uno para los ministros y reyes; y otro para los ciudadanos de a pie”

-Yo comienzo a trabajar a las 5:00 a.m. y hay días donde me dan las 11:00 p.m. y aún sigo en el despacho atendiendo temas. Yo me hice político gracias a la clase popular y por eso siento que tengo un compromiso mayor con ellos. Sin embargo, como hay tanto visitante ilustre hay días donde no tengo tiempo.

La Base Naval de Cartagena

Luego de varios años de negociaciones por parte del Gobierno Nacional con el traslado de la Base Naval ARC Bolívar, el alcalde de esta ciudad contó detalles de este macroproyecto: “Son 30 hectáreas que dejará libre la base para nuevos proyectos. Durante mucho tiempo nos hemos reunido con la comunidad para soñar con qué queremos que se haga allí. Por esta razón, se plantea construir un hotel, un nuevo centro de convenciones, la terminal de cruceros de la ciudad, un museo con el Galeón San José, un acuario, un parque y zonas verdes”.

“Obviamente esto es ambicioso y seguramente con esto garantizamos que la ciudad crezca de manera importante, pese a que no les guste mucho a las fuerzas militares”. Sin embargo, como dijo él mismo, “donde manda capitán, no manda marinero”.

El turismo

A pesar de que es una ciudad receptora de turismo, hoy no solo compite con el mercado nacional, sino con una competencia internacional que día a día crece, lo cual obliga a que la calidad sea mejor y a que marque la pauta en materia de servicio al cliente en todos los frentes.

Para el 2017 se proyecta que ingresen 15.000 nuevas camas a la ciudad con varias aperturas de hoteles y en el corto y mediano plazo, varias empresas internacionales pretenden invertir en esta ciudad por cuenta de la riqueza arquitectónica y la magia que tiene. Al respecto aseguró: “Tenemos como institución hacer frente a los problemas y trabajar en ellos para mejorarlos e invertir en nuestra ciudad, que día a día crece. El turismo es uno de los puntos a trabajar y para esto con cada una de las entidades estamos estableciendo estrategias que buscan atraer diferentes públicos nacionales e internacionales”.

¿Qué futuro tiene Cartagena?

– Hay un polo de desarrollo enorme hacia Barú, lugar en el que debemos centrar nuestra atención para desarrollarlo. Debemos también definir si se saca el aeropuerto Rafael Núñez de donde está, porque al estar incrustado en un barrio, en caso dado de sacarse de allí, generaría, según datos de la ANI, en solo predial un billón de pesos, teniendo en cuenta el valor de la tierra en ese sector.

Este proyecto fue radicado ante la ANI a mediados del año anterior y según estudios preliminares, contará con un área de 600 hectáreas para su desarrollo. La idea es que esté ubicado a 22 kilómetros del Centro y dentro del perímetro urbano de Cartagena, por la Cordialidad, vía a Bayunca.

Según informaron los promotores de la iniciativa en su momento, “se ha propuesto que se construya en tres fases. La primera fase está estipulada para ser completada en el año 2025 y podrá atender a 12,6 millones de pasajeros por año, contará con 34 posiciones de embarque y una capacidad para realizar más de 100.000 operaciones al año”.

Finalmente, destacó que el Mercado de Bazurto tiene que salir de donde se encuentra, en esta administración, según el ordenamiento de un juzgado. “Estamos trabajando en eso. Ya hay un nuevo lote para reubicarlo cerca al Pozón, con lo cual se pretende de paso cambiar la dinámica de la ciudad y rediseñarla nuevamente”.

¿Habrá futuro político?

Hay días donde pienso en eso y me hago cruces con lo que hice. Yo hice la campaña política más corta de la historia y aun así saqué la segunda votación más alta, por lo que simplemente espero cumplirle a los que confiaron en mí y trabajar de la mano de todos en construir una mejor ciudad para el futuro de todos.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente