No hemos aprendido a elegir

157
cartagena

Desde que se iniciaron las elecciones populares de Alcaldes y Gobernadores, Cartagena y Bolívar no ha podido tener ni tranquilidad ni estabilidad administrativa. No hace falta analizarlo ni definirlo, todo el mundo entiende, todos saben a qué me estoy refiriendo. Es una verdad que define la forma de actuar de nuestros políticos populistas y que el pueblo cartagenero y bolivarense, aún percibiéndola y sufriéndola, por alguna extraña razón, olvida, se vuelve cómplice y acaba solapando a políticos que carecen de principios.

En la construcción de los planes de gobierno tanto para Cartagena como para Bolívar, periodo (2016-2019), hubiera sido interesante esta pregunta: ¿Cuál es la principal característica de un buen gobierno? Y las opciones de respuestas hubieran sido:

  1. Cuesta menos a los ciudadanos.
  2. Tiene menos burocracia.
  3. Hace que los derechos establecidos en la Constitución pasen del papel a la práctica.
  4. Utiliza la tecnología para acercarse y brindar mejor servicio a los ciudadanos.
  5. Logra acuerdos con las distintas fuerzas políticas en beneficio de toda la población.
  6. Es transparente y rinde cuentas.
  7. Cuenta con servidores públicos honestos y capaces.
  8. Sanciona a los servidores públicos corruptos.
  9. Da buenos resultados. Pero es una lástima que no exista la opción de “todas las anteriores” y es que realmente el buen gobierno se obtiene con la conjunción de todas ellas y algunas otras más.

Creo que la respuesta número siete (7) debería ser la primera de todas y la más importante, ya que tener servidores públicos honestos y capaces, nos garantizaría una correcta administración de los recursos públicos y del ejercicio de la ley, además de que seguramente darían muy buenos resultados; sin embargo yo le agregaría que fueran congruentes con la ideología que defienden y que evidenciaran su calidad moral a través de una buena actuación.

Por eso a la pregunta que planteo ¿Cómo sería para ti un buen plan de gobierno? Yo contestaría que aquel que estuviera integrado por políticos y funcionarios con principios, congruentes con su ideología, honestos, leales y preparados, que nunca perdieran de vista que están para servir a aquellos a los que les deben su puesto. Con todo lo que nos ha pasado y nos está pasando en Cartagena y Bolívar, es tiempo de exigir y de dar una política con principios, es tiempo de tener políticos con ética, buen desempeño y que terminen lo que empiezan, y es tiempo de reflexionar sobre la importancia de elegirlos con cuidado, porque de otro modo no podremos exigirles ni ellos podrán dar aquello que no poseen, es tiempo de saber elegir.

Gustavo Morales De León

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente